Anotado

Comparte
Comparte

Entre-Líneas con Poncho Pizarro; Luego De Santaferia y los milagros, un Asalto.

1- Breve presentación...

Soy Poncho Pizarro, A.K.A Ponchoik, cantautor chileno de reggae y música mestiza, ex cantante y compositor en Azúcar Milagro y Santa Feria, con más de 10 años de trayectoria en la música chilena, Presidente del Colectivo Caravana Sonora y recientemente Diplomado en Emprendimiento e Industrias de la Música.

Recorrido musical; si tuvieras que mencionar 4 hitos de lo que ha sido hasta ahora tu carrera musical, ¿Cuales serían y por qué?

Creo que en primer lugar mencionaría mi paso por Santa Feria, que fue mi primera banda, y de pasadita, mi primera gran escuela musical. Con ellos aprendí un montón, y además en ese periodo hice mis primeras canciones, entre ellas “Sakate 1”, que sigue sonando fuerte en hartas radios chilenas.

En segundo lugar hablaría de Azúcar Milagro, porque es la banda más importante que he tenido hasta el día de hoy. Con ellos viví algunas de las experiencias más enriquecedoras de mi vida, como trabajar con migrantes de todo el mundo y hacer un disco temático con el que musicalizamos sus relatos; o como haber tocado en centros de internación de menores y en cárceles de adultos.

Con los Azúcar Milagro también viví mis primeras giras nacionales, giras muy modestas, pero giras al fin y al cabo. También estuvimos 10 días en Argentina, otra gira súper modesta, pero lo pasamos increíble y compartimos con mucha gente de otras bandas, de boliches, como le llaman allá, de centros culturales, de comunidades de chilenos residentes, y un sinfín de etcéteras. Todas cosas muy enriquecedoras para un músico.

En tercer lugar destacaría el breve periodo en que formé parte de “La Urdemales”, que es la primera murga al estilo uruguaya que existe en Chile. También fue una gran escuela pa´ mí, y sigo admirando profundamente todo lo que ellos hacen.

Finalmente destacaría mi actual proyecto como cantautor: “Ponchoik”, porque atreverse a dar cara como solista, es el desafío más grande que yo haya asumido como músico, en todos estos años.

3- Algo de Historia; Con “Azúcar Milagro” hubieron años de trabajo, ganas y esfuerzo, logrando reconocimiento en su propuesta. La pregunta que muchos –y me incluyo- se hicieron. ¿Por qué la decisión de separarse?

Pienso que nos separamos por varias razones, pero creo que la principal fue el desgaste de no haber logrado hacer lo suficientemente rentable nuestro trabajo.

Por otro lado, creo que todos éramos personas muy inquietas, probablemente lo seguimos siendo, e intuíamos que tarde o temprano nuestras inquietudes iban a dejar de confluir en el mismo lugar. Y así pasó.

Fue súper difícil afrontar esa decisión, a mi me sigue dando harta nostalgia, pero por otra parte, comparto la misma tranquilidad que mis pares, porque nuestra separación no tuvo nada que ver con peleas ni con roces al estilo de las bandas del main stream. Muy por el contrario, dejamos de tocar juntos para no llegar hasta ese tipo de límites.

4- Lo que nos convoca; La vida Post “azúcar Milagro”, ¿Como ha sido, en que has estado, que has buscado, con quien te has juntado, que series has visto, que músicos has escuchado?

Pa’ mi fue un año súper difícil, porque de un día pa’ otro se acabaron los ensayos y las tocatas, que eran dos actividades súper importantes en mi vida. Por lo mismo, el 2017 fue un año súper solitario, en el cual me dediqué harto a re-explorar en mis raíces musicales, y con esto, a componer y a producir las canciones de mi proyecto actual.

También, con algunos de mis amigos y colegas fundamos el Colectivo Caravana Sonora, que es una asociación cultural orientada al desarrollo de la música independiente, con un fuerte énfasis en nuestros propios proyectos musicales.

Esto último me tuvo bien ocupado el 2017, y me ayudó harto para no deprimirme más por no estar tocando.

Este año he estado escuchando harta música distinta, me dajaron loco las Ibeyi, que son unas gemelas sequísimas, mitad cubanas, mitad francesas; también volví a escuchar harto a Steel Pulse, a Skatalites, a Groundation, a Mano Negra y Manu Chao, a Fermín Muguruza, a Todos tus Muertos y a Lumumba, a Sargento García, a King Chango, de quienes lamento mucho la reciente muerte de su líder y cantante “Blanquito Man”; a los Bomba Estéreo, a Mateo Kingman, a los Saian Supa, a Vico C, a los Cultura Profética, que siempre están en todas mis play list, y a los secos de Movimiento Original, que han sido una gran referencia musical pa’ mi, en este último periodo.

Las series que me dejaron loco el año pasado fueron: 3%, Damnation y Black Sails. Puras joyas, por supuesto, entendiendo que son producciones pa’ la tele.

5- Luego de este tiempo de reflexión y creación, llegamos a “Asalto” tu nuevo trabajo en solitario, bajo el nombre “Ponchoik”, ¿Que nos puedes contar de este proceso?

Asalto es, valga la redundancia, mi primer asalto como solista. Se trata de un EP súper experimental, cuyo hilo conductor es el reggae con algunos recursos del rap, donde el esfuerzo estuvo en incluir algunos instrumentos y sonoridades del folclore local y latinoamericano, procurando indagar y confluir en un sonido relativamente fresco, con una identidad musical propia.

Las temáticas de este EP son súper variadas, hablan del exitismo y la arrogancia, de los procesos migratorios actuales, de la violencia estructural que produce y reproduce las desigualdades que llevan a miles de niños y adolescentes a delinquir y a violentar a otros. Todo esto desde una mirada crítica, pero desde un relato claro, utilizando distintos tipos de narrador, para ir haciendo más ágil y entretenido el disco.

Asimismo, me permití explorar en un área que siempre me auto censuré, que es la de las canciones de amor y desamor, y ha sido súper entretenido, porque descubrí que ya no me da pudor.

6- Metas, objetivos, ¿Para adonde apunta este “Asalto”?

La gran meta de Asalto, es sacar a este personaje que nadie conoce, que es Ponchoik, del anonimato en que se encuentra, procurando encontrar aliados en el proceso, y procurando divertirme y contribuir en algo.

7- ¿Cuan dificultoso fue y es el proceso del camino que elegiste, partir de cero, comenzar un trabajo en solitario, trabajo de hormiga, buscar apoyo, etc. que nos puedes comentar?

Ha sido tan complejo como gratificante, me ha mostrado lo mejor y lo peor de mí, pero de igual forma, me ha abierto las puertas hacia un nuevo proceso como ser humano y como músico.

Favorablemente, en este corto camino que, además, recién comienza, me he topado con personas increíbles, como es el caso de Pablo Ramos, con quien grabé y produje el EP Asalto, y también otras canciones que saldrán más adelante.

Pablito ahora es para mí un amigo, y no solo un productor musical con el que trabajé por más de un año. Los resultados musicales que he conseguido en mis canciones, tienen mucho que ver con su trabajo y con su calidad humana.

Otros seres humanos increíbles que me puso la vida por delante, son Andrés Godoy y Cristian Rodríguez, dos capos de la industria musical chilena, que me aconsejaron desinteresadamente, en más de una ocasión.

8- Tu trabajo artístico, tanto en lo que fue con los buenos de “Azúcar Milagro” y por lo que he logrado conocer de tu trabajo en solitario, está muy marcado por temáticas sociales; Inmigrante, desigualdades, sistema, etc. ¿En qué momento nacen esos cuestionamientos que posteriormente plasmas en tu música?

Esos cuestionamientos nacen en mi adolescencia, gracias a la música que escuchaba harto por ese entonces, donde bandas como La Polla Record, Reincidentes, Kortatu, Los Fiskales, Todos tus Muertos, Mano Negra, Ska-P, entre muchos otros, fueron súper trascendentales. Luego, esos cuestionamientos se profundizan gracias a la literatura crítica a la que tuve acceso, cuando decidí endeudarme hasta la cacha entrando a estudiar Antropología.

9- Con respecto a lo mismo, dado el tiempo de trabajo eres un conocedor de lo que se teje hoy en la música en el país. Como la observas, ¿Cuál es tu impresión sobre lo que está ocurriendo con la música fusión, festivales masivos, colaboración entre músicos de diferentes géneros?

Al menos en los medios musicales que conozco de cerca, pienso que el nivel chileno está increíble. También me di cuenta de eso cuando estuve en Argentina, y en un viaje que hice hace poco a Brasil, donde obviamente hay música increíble también.

Otra cosa que ha influido harto, pienso yo, es la fuerte dicotomía que se da en el medio musical chileno, donde por un lado las condiciones son tan precarias, que con poco se tiene que hacer mucho; y donde por otro lado, en la vereda de enfrente, hay festivales y producciones que tienen un nivel de producción y técnico alucinante.

Esto también ha influido en que las audiencias se vuelvan más críticas respecto de la pega que uno hace, porque claro, hay bandas que han ido dejando la vara bien alta, al mismo tiempo que las entradas se han ido encareciendo, entonces, si la gente paga más, también exige más.

Me acuerdo que cuando era más chico, las tocatas y los festivales a los que iba, eran siempre de un mismo género musical, y ahora, casi todas las producciones son más transversales, de igual forma que las bandas hacen música más transversal, vale decir que, es menos común ver festivales y bandas puristas, y encuentro bakanisimo que se esté dando así, y naturalmente que también encuentro increíble que las colaboraciones entre artistas se estén dando de la misma manera, es decir, transversalmente.

10- Palabras finales. Saludos, agradecimientos, dele, la hoja es suya.

Aprovecharé este espacio para agradecerte a ti y a toda la gente que compone “Kauza”, por sus contribuciones a la música independiente y a los músicos chilenos. Y de igual modo, les agradeceré por abrirme este espacio, y por haberlo hecho cuando tocaba con los Azúcar Milagro.

Larga vida a Kauza.Cl.-